INNOVACIÓN

¿Qué es un entorno de innovación?

Es sabido que la influencia del ambiente es siempre clave. Y, seguramente, existen ambientes más creativos que otros. Hay ambientes que estimulan la creatividad y los hay que la bloquean o la inhiben. En muchos casos no es tanto el ambiente, sino la organización y la diversidad de las personas que ocupan esos espacios mágicos los que hacen que todo se revolucione para bien. ¿Qué es un entorno de innovación? Para entender la importancia del ambiente creativo sólo tenemos que pensar en algunos espacios históricos situados en un tiempo y en un lugar concreto: Atenas, en la Antigüedad; Venecia y Florencia en el Renacimiento; Paris, Viena o Londres en el siglo XIX; Nueva York (siglo XX). Todos ellos lugares que aglutinaban disciplinas dispares capaces de impulsar avances importantes.

 

Al margen de estos lugares y tiempos, hablaremos en este artículo sobre el lugar físico y cotidiano donde trabajamos.  Según el pedagogo francés R. Gloton: “La actividad creadora es una necesidad biológica cuya satisfacción es absolutamente necesaria para el desarrollo óptimo del ser humano». Dentro de ese desarrollo óptimo el factor ambiental es determinante. Hasta la neurociencia es clara al respecto, un ambiente favorable lo es para todos. Especialmente para aumentar la productividad y en la medida que esta aumente, pueden ganar espacio escenarios para que la creatividad se abra paso. Sabemos que empresas como Google destinan un 20% del tiempo de sus trabajadores para incorporar y experimentar nuevas ideas. Remitimos aquí a otro artículo publicado en este blog.

 

Vamos a hacer un breve análisis de dos etapas diferenciadas:

 

Etapa educativa

 

La escuela y la universidad, básicamente. Un sistema educativo y unos profesionales de la enseñanza que se limitan a reproducir las pautas e información recibidas bien podríamos definirlos como inhibidoras del futuro, pues toda sociedad que no consigue avances, al final resulta que retrocede. El sistema educativo es el instrumento fundamental para transmitir conocimiento pero del mismo modo que levanta la bandera de la innovación, no parece conseguir del todo aplicarse su propia doctrina, la falta de medios o de cualificación en innovación es deficitaria. ¿Qué hace la escuela con «los pequeños genios» que ingresan a las aulas día a día?, pues muy simple: la escuela -hay excepciones-, merma la creatividad.

 

Existen casos excepcionales y escuelas -tanto en el ámbito privado como en el público-, que comienzan a cambiar la forma de trasmitir ese conocimiento. Mediante la pedagogía activa, la cooperación o el desarrollo de proyectos, esa creatividad florece. Hace unos meses el equipo de The Hire Tools pudo conocer uno de esos centros.

 

En la segunda etapa educativa -hablamos de la Universidad-,  aquí el gigante se hace más grande y torpe. Llama la atención la escasa presencia de la competencia creativa en el diseño de los nuevos planes de estudio. Sobre la desactualización de las Universidades públicas no vamos a hacernos sangre, les vamos a poner un ejemplo real que nos ocurrió en The Hire Tools. Hace unos meses asistimos a una ponencia en la UPM, en una de sus facultades, en cuya sala de conferencias los alumnos apenas se sorprendieron de que el ponente tuviera que «quedarse tirado» por la deficiente conexión wifi de la sala. Los alumnos comentaron que era normal y que pasaba siempre, la conexión nunca era buena. No nos hubiera extrañado tratándose de una facultad de humanidades (aunque  sigue siendo inexcusable) lo decepcionante es que se trataba de la Facultad de Telecomunicaciones.

En Madrid, somos asiduos asistentes a entornos de coworking para reunirnos con clientes o afinar partes de un proyecto, como por ejemplo el Campus de Google o espacios como Utopic.us, lo que nos extraña en estos casos es que la conexión sea tan buena para la cantidad de gente allí conectada. 

 

Ante estas evidentes carencias de los espacios clásicos, se abren paso nuevos entorno de aprendizaje híbridos e instituciones que no son las formativas clásicas. David Istance, miembro del CERI  señala que estos entornos nuevos y organizaciones saben entender las necesidades competenciales actuales como la innovación, la conectividad, la creatividad o la tecnología.

 

Etapa Laboral

 

Hablaremos del entorno de trabajo en los centros de trabajo.

 

LOS QUE YA ESTÁN:

 

Hablemos de la importancia actual de las conocida como smart-office. Diseños agradables de espacios de trabajo que se adapten a la necesidad cambiante de las empresas y nuevas formas de trabajar que facilitan la interacción de los empleados. Estos espacios se definen por las siguientes características:

 

Espacios de comunicación sea abierta y transparente.

 

Uso compartido de recursos.

 

Espacios bien iluminados (preferiblemente luz natural) y elementos armónicos y cómodos.

 

LOS QUE ESTÁN POR LLEGAR:

 

Avisaron los millennials  (que ya ocupan el 25% del tejido empresarial) de que valorarán enormemente aspectos como la flexibilidad laboral, la colaboración, el trabajo en equipo y el ambiente de trabajo (no conciben el trabajo como un espacio físico, sino virtual).

La generación Z, (nacidos entre 1996 y 2000) conocida como «Supernativa Digital», no se queda atrás y sólo buscará trabajos con fuerte contenido innovador y eso será dentro de apenas uno-dos años.

 

Avatar

Plataforma colaborativa sobre creatividad e innovación aplicada al ámbito empresarial. The Hire Tools! ®